14 noviembre, 2021

Dirigentes chinos en la década de los años setenta

La reciente celebración de la VIª Sesión Plenaria del XIX Comité Central del Partido Comunista de China, creo que es una buena oportunidad para recordar la historia de los líderes de la República Popular en la década de los años setenta.

Y lo hago porque desde hace ya mucho tiempo, y muy especialmente con motivo de esa reunión celebrada del 8 al 11 de noviembre en Beijing, en gran parte de la prensa occidental se repite eso de que Xi Jinping es, después de Mao, el dirigente con más poder en la historia de la República Popular.

Manifestación en Bejing en Octubre de 1976

Pido perdón por auto-citarme, pero en mi "Los años sesenta en China" considero que el período que va desde enero de 1976, cuando fallece Zhou Enlai, hasta el comienzo oficial de la política de reformas y económicas en diciembre de 1978, ha sido y es poco tratado cuando se analiza y se publican cosas relacionadas con la política china.

Ese período, que podemos extender hasta 1981, y por lo tanto de cinco años, son obviamente parte de la historia de la República Popular y deberían, en mi modesta opinión, ser tenidos en cuenta cuando se habla del pasado reciente del país asiático. 

En enero de 1976, tras la muerte del Primer Ministro Zhou Enlai, comienza para Hua Guofeng una carrera política, es verdad que corta, que lo pone incluso por encima del poder oficial que llegó a tener el Presidente Mao.

El 22 de enero, y contra todos los pronósticos, es nombrado "Primer Ministro interino" y poco más de dos meses después, y tras un movimiento político que vuelve a terminar con la vida política de Deng Xiaoping, el 7 de abril deja de ser "interino" para convertirse en el jefe de gobierno y en vicepresidente primero del Comité Central del Partido Comunista.

Tras el fallecimiento de Mao Zedong el 9 de septiembre de 1976, tiene lugar una de las luchas políticas más intensas en el seno del Partido Comunista en el período de la República Popular, que termina con el apresamiento, el 6 de octubre por la noche, de la llamada "Banda de los Cuatro". La situación era tan tensa que fue recién más de dos semanas después, un 21 de octubre, cuando la noticia se hace pública, y se anuncia oficialmente el nombramiento de Hua Guofeng como presidente del Comité Central del Partido Comunista y de su Comisión Militar, aparte de que aún seguía siendo Primer Ministro del Consejo de Estado.

Por lo tanto, entre octubre de 1976 y diciembre de 1978, Hua Guofeng fue el líder máximo de la República Popular, no sólo igualando los mismos puestos que tenía Mao Zedong, sino que sumando el de Primer Ministro del Consejo de Estado. En la práctica, y ya con el Partido y el Gobierno controlados por Deng Xiaoping, se mantiene como Primer Ministro hasta septiembre de 1980 y hasta 1981 como presidente del Comité Central y de su Comisión Militar. 

El período durante el cual Hua fue la figura número uno de China estuvo además rodeado de un extremo culto a la personalidad e incluso el retrato del llamado "sabio dirigente" figuró al lado del de Mao Zedong en todos los lugares públicos con la sola excepción de la plaza de Tian`anmen. 

Es precisamente en 1981, en el mes de julio, cinco años después de que Hua Guofeng comenzara su ascenso al poder, cinco años más tarde de la muerte de Mao, y dos años y medio después del comienzo de la política de reformas económicas y apertura al exterior, cuando se aprueba la "Resolución sobre ciertas cuestiones en la historia del Partido Comunista desde la fundación de la República Popular China". Esta es la "famosa" resolución que se menciona continuamente tras la reunión de principios de este mes.

En la de 1981se hace un balance de la evolución política, económica y social del país desde el 1 de octubre de 1949, poniendo especial relieve en la figura de Mao, en la Revolución Cultural así como en la de Hua Guofeng.

Es verdad que lo de "tener el poder" es algo subjetivo. El propio Mao, estando en la presidencia del Comité Central, tuvo períodos donde su "poder" se vio limitado.

También podemos poner el caso de Deng Xiaoping, que tuvo mucho poder sin haber ocupado ningún puesto de relevancia en el gobierno y en el Partido, con excepción de su Comisión Militar. Y por eso, en esos años la prensa lo tenía que llamar "el hombre fuerte" de China.

En todo caso quería compartir esta parte de la historia de China donde hubo un Presidente del Comité Central (el cargo de Presidente de la República aún no se había restituido), de su Comisión Militar, y aparte Primer Ministro, que llegó a lo más alto del poder en el país asiático, y como tal fue venerado públicamente durante un período de tiempo. 

El comunicado emitido por el Comité Central el pasado 11 de noviembre y la Declaración Histórica que esperemos se publique pronto, requerirán de un análisis profundo, poniendo atención a lo que se dice, cómo se dice... y a lo que se ha dejado de decir.

Pero eso será un tema a tratar en otras reflexiones.

















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario