28 diciembre, 2021

Dos años viendo a China desde afuera

Se acerca fin de año, y me gustaría reflexionar sobre algunas cosas que han pasado en China y que han tenido relación con ese país, en este 2021 tan raro y trágico que nos ha tocado vivir, continuación de un fatídico 2020 cuando la Covid comenzó a expandirse por el mundo.

El próximo 21 de enero se cumplirán dos años desde mi último viaje a China. Nunca desde 1975 había estado tanto tiempo fuera de la República Popular. Y teniendo en cuenta la velocidad con la que se desarrollan los acontecimientos y se producen los cambios en el país asiático, dos años es mucho tiempo.

En este período además, tuvo lugar en el país un acontencimiento histórico como el centenario de la fundación del Partido Comunista de China.


Acostumbrado desde los 17 años a un contacto directo con China, ahora, con más de sesenta, se me hace raro y difícil estar tanto tiempo fuera de un país al cual he estado tan ligado. Han sido dos años sin hablar con su gente, sin moverme por sus calles y ciudades, sin poder recibir esas sensaciones directas de la sociedad -a veces detalles en apariencia insignificantes pero que dicen mucho- y sin poder compararlas con el pasado.

Por eso, en este período he podido prestar mayor atención a cómo se ven y tratan los temas de China desde afuera, y volver a recordar anteriores reflexiones sobre lo que algunos llaman "China contra el mundo".  Ya en julio del 2020 había escrito una entrada sobre este tema, que puede ser leída por aquellos interesados pinchando en el siguiente enlace: Mis reflexiones sobre las afirmaciones de "China contra el mundo"  Y aquí no voy a repetir algunos de los argumentos que expuse allí en su momento.

Una de las características de este 2021 ha sido cómo han crecido en cierta prensa occidental, hasta un nivel que no se veía desde la guerra fría, las críticas y ataques contra el gigante asiático. A pesar de que han sido algunos países occidentales los que han decretado sanciones contra China; a pesar de que ha sido EE.UU., el Reino Unido y Australia quienen han formado una alianza estratégica contra China (AUKUS); a pesar de que un pequeño grupo de países han declarado un boicot diplomático contra China durante la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno, los titulares siguen siendo "China contra el mundo".  Se habla de la "amenaza china", e incluso en una página deportiva he leído el titular "China también quiere colonizar la F1".

Al mismo tiempo que se habla de esta supuesta "amenaza" China, también se han agudizado los ataques contra el país en relación con el tema de los derechos humanos y la democracia.

¿Qué es lo que ha pasado en estos últimos años para que países, medios de comunicación, políticos que alababan años atrás el acercamiento a China, ahora se hayan convertido en tan beligerantes?

Se dice, como "argumento" para esos ataques, que en "China existe una dictadura de partido único sin interés alguno por los principios democráticos ni los derechos humanos".

Sin entrar en el fondo de la cuestión e intentando de forma sencilla utilizar la lógica y el sentido común, me pregunto, y le pregunto a los lectores: ¿qué es lo que ha cambiado en el sistema político de la República Popular en estos últimos años? Le guste o no a la gente en el mundo, estén de acuerdo o no, el sistema político de China ha sido y es en líneas generales el mismo que se estableció el 1º de octubre de 1949.

¿Cuándo, en este período de más de setenta años, el Partido Comunista dejó de estar en el poder y de dirigir los destinos del país más poblado de la tierra?

¿Por qué, desde el comienzo de las reformas y la apertura al exterior -políticas definidas por el Partido Comunista- varios de esos países y medios de comunicación que hoy critican a China elogiaban la trayectoria económica del país y animaban a sus empresas a "conquistar" ese gran mercado?

¿Acaso se mencionaba entonces el tema de la "democracia" y los "derechos humanos"?

Los que aún tengan memoria recordarán la famosa "teoría de la triangulación", impulsada por gobiernos españoles de diferente signo político, según la cual España sería "la puerta" o "el puente" ideal para que las empresas chinas entraran en América Latina. Desde hace un tiempo, sin embargo, la presencia empresarial china en la región es tachada de "colonialista" por algunos medios de comunicación, los mismos que por cierto alentaban a esas empresas a entrar en América Latina desde España.
 
¿Qué es entonces lo que ha cambiado?

- Que después de décadas de esfuerzos y sacrificios, y -le guste a la gente o no- bajo la dirección del Partido Comunista, el país ha alcanzado un muy alto nivel de desarrollo y poderío en todos los terrenos -económico, industrial, tecnológico, militar, espacial o social-. 

- Que el desarrollo de China y la mejora del nivel de vida de su población ha abierto mercados para muchos países que veían y ven cómo la Unión Europea les cierra sus puertas y pone todo tipo de trabas a la entrada de sus productos. (Ejemplo: el sector agroalimentario)

- Que la capacidad financiera de China le ha permitido apoyar proyectos de infraestructuras o industriales en muchos países pobres -un ejemplo de ello es África- en territorios olvidados por Estados Unidos y los principales países europeos.

- Que China ya puede tratar "de tú a tú" a cualquier país del mundo y que mantiene excelentes relaciones con muchos países que hasta hace pocos años eran "el patio trasero" o mercados exclusivos de una minoría de potencias occidentales. 

Y por eso desde hace un tiempo, esa China fuerte y poderosa, ha pasado a ser "la mala de la película", ya que es un "estorbo" para esas pocas potencias, cada vez más en decadencia.

Entonces, y recién entonces, es cuando surge la "preocupación" por la "falta de democracia" y la "violación de los derechos humanos" en China, argumentos que no se esgrimían durante las primeras más de tres décadas desde el comienzo de la política de reformas y apertura al exterior. Además, con una doble vara de medir, esos argumentos no se tienen en cuenta cuando otros países son aliados políticos o comerciales de EE.UU. y algunos países europeos. 

Por cierto, creo que es bueno recordar que ya en el año 2000, diez millones de turistas chinos viajaron al exterior; en el 2013 rozaron la cifra de los cien millones y en el 2019, justo antes de la crisis de la Covid, llegaron a los 150 millones. No voy a entrar a valorar el sistema político de China -que tiene sus características particulares- pero me pregunto, y creo que el mundo debería preguntarse: ¿por qué un país que en teoría "oprime" a sus ciudadanos deja que 150 millones de sus habitantes viajen por todo el mundo y vean con sus propios ojos cómo se vive en otros países? Y, ¿por qué esos ciudadanos, después de haber visitado parte del mundo, regresan a su país de origen? 

Soy consciente de que cuando esa prensa habla "del mundo" no tiene en consideración a países como Uruguay (mi verdadera tierra oriental). Y por eso no mencionan que un presidente de la República, elegido democráticamente, como Luis Lacalle Pou -al que nadie puede tildar de "izquierdista"- está intentando impulsar un Tratado de Libre Comercio con la República Popular China, por cierto el destino principal de las exportaciones uruguayas desde hace casi veinte años.

Y si lo hace, no es por motivos ideológicos o por afinidad con el sistema político de China, sino porque considera que es beneficioso para el país. Y lo mismo pasa con otros países de América Latina, que aunque gobernados por partidos de diferentes ideologías políticas -a veces antagónicas entre sí-, coinciden en señalar que las relaciones comerciales, económicas y políticas con la República Popular son, en general, beneficiosas para sus intereses nacionales. No hay, pues, entre los paises de América Latina, conflictos de interés con China; aunque en esos titulares que hablan de "el mundo" aquéllos no existan.

Por lo tanto, los factores ideológicos o políticos no son determinantes para que muchos países excluídos de ese "mundo" de los titulares, deseen mantener relaciones de amistad con la República Popular.

En todo caso, nos espera un 2022 creo que mucho más agitado que los últimos dos años en todo lo relacionado con la República Popular. Cuando más avance China, cuando más éxitos obtenga, cuando más fuerte sea, mayores serán los ataques que recibirá. Sólo me gustaría que los lectores reflexionen e intenten emplear la lógica que he expuesto aquí -no sé si con acierto o no- para explicar estos cambios de actitud hacia la República Popular; y también me gustaría -sé que es algo imposible- que cuando se hable del "mundo" no se refieran sólo a un puñado de países -que ni siquiera incluyen a los principales de la Unión Europea.

Para terminar estas reflexiones, considero modestamente que China debe realizar mayores esfuerzos para dar al mundo su versión de los hechos, en un estilo y formato dirigido al público de las diversas regiones del planeta, y no limitándose a traducir a otras lenguas textos pensados para los lectores chinos. 

Es un hecho que estamos en medio de una batalla propagandística que se agravará con el tiempo; y que por ahora la están ganando varios de los grandes medios de prensa internacionales, en especial anglo-sajones y quienes les siguen en otros países. 

China tiene los medios económicos, técnicos y profesionales para establecer sus propias plataformas de información, y cuando antes lo haga, mejor será para que la opinión pública mundial pueda por lo menos ver, escuchar y leer otra versión de China, ya que, como venimos diciendo desde hace ya décadas. nos guste o no, quiéramos o no, "China nos importa, China nos afecta".

@PabloRovetta

10 comentarios:

  1. YouTubers como "Javiertzo y Lele" aportan una "perspectiva china de las cosas" de una forma muy pedagógica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exelentes . También los sigo. Otro canal genial es Mandarín Lab de Fei.

      Eliminar
    2. Efectivamente. Me gusta mucho su canal. A los medios chinos les falta precisamente eso: explicar las cosas de forma sencilla y pedagógica, con ejemplos concretos de temas de la vida diaria.

      Eliminar
    3. No soy muy de Youtube pero voy a ver el canal Mandarín Lab de Fei, que no lo conocía. Gracias por la información.

      Eliminar
    4. El Canal de Jabiertzo es excelente!!!! Por ejemplo, vean este video----->>>>>> https://www.youtube.com/watch?v=JOJSkJ9jaF8

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. El Canal de Jabiertzo es excelente!!!! Por ejemplo, vean este video----->>>>>> https://www.youtube.com/watch?v=JOJSkJ9jaF8

      Eliminar