09 julio, 2018

China y Asia-Pacífico en la política exterior española

El pasado 21 de junio, la prestigiosa publicación "Estudios de Política Exterior" publicó un artículo titulado "¿Cuáles son las prioridades exteriores de España?. ¿Qué obstáculos encontrará", que puede leerse pinchando en este enlace

En realidad era una serie de preguntas-respuestas en la cual seis expertos daban sus respuestas a estas dos interrogantes. Los expertos consultados representaban a prestigiosas instituciones españolas como el Instituto de Estudios Europeos en la Universidad CEU San Pablo, Universidad Autónoma de Madrid, Blanquerna-Universidad Ramon Llull, Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, CIDOB y Real Instituto Elcano

En un comentario que puse en las redes sociales entonces indicaba que, aunque a esta altura de la vida no me asombraba, ninguno de los expertos consultados destacara como prioridades de la diplomacia española a Asia-Pacífico ni a América Latina. Según esos expertos el énfasis de la política exterior del nuevo gobierno española debía centrarse en la Unión Europea y en la paridad y el "feminismo".

El pasado 4 de Julio, el Ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, compareció ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados para dar a conocer los temas más importantes y prioritarios de su Ministerio.

He intentado, sin éxito, conseguir una versión escrita de las declaraciones del Ministro en dicha Comisión. Gracias a Internet y al consejo de una persona en Twitter, he podido conseguir un vídeo completo de la comparecencia y he dedicado tres horas esta noche para verlo y escucharlo, incluidas las palabras del Ministro así la de todos los integrantes de la Comisión, representantes del arco parlamentario español completo.

Debo reconocer que los seis expertos consultados por "Estudios de Política Exterior" acertaron en sus previsiones. Tanto el Ministro como los representantes de todos los partidos políticos pusieron gran parte de su énfasis en la Unión Europea, y los graves problemas que ésta afronta. 

Ni el Ministro ni ninguno de los integrantes de la Comisión pronunció una sola vez la palabra China, ni mucho menos Asia-Pacífico.  

No es ninguna novedad que la Unión Europea enfrenta en estos momentos graves problemas internos y externos y parecería lógico que deba poner gran parte de sus esfuerzos para solucionarlos.

También es verdad la importancia que tiene China en la diplomacia y la economía mundial, y que la gran mayoría de los países del mundo, grandes y pequeños, desarrollados o en vías de desarrollo, tienen a la República Popular como uno de los pilares de su diplomacia.

Los problemas de la Unión Europea no han impedido, al contrario, que la Canciller Alemana Angela Merkel haya recibido hoy mismo en Berlín al Primer Ministro chino Li Keqiang.

No han impedido que estos días haya concluido la reunión del Grupo China + 16, que incluye a la mayoría de los países de Europa Central y Oriental, once de ellos pertenecientes a la Unión Europea, con la presencia de Li Keqiang.

Tampoco ha impedido que el Primer Ministro francés Edouard Philippe haya viajado la última semana de junio a China, acompañado de un numeroso grupo de Ministros, funcionarios y empresarios. Durante la visita los Jefes de Gobierno de ambos países presidieron un Encuentro Empresarial. La visita del Primer Ministro francés además, ha tenido lugar sólo cinco meses después del viaje del Presidente Macron a Beijing.

Está claro que como dice el refrán "doctores tiene la Iglesia". Además no soy obviamente un experto en diplomacia y en política exterior.

Simplemente, como seguidor de China desde hace más de cuarenta años, y en especial testigo del papel que el país asiático está jugando en el mundo en estos momentos, no puedo más que respetuosamente expresar mi sorpresa ante esta "falta de interés" en lo relacionado con el gigante asiático.

@PabloRovetta