22 enero, 2018

Las lenguas cooficiales de España y el estudio de los temas chinos

Como ya tengo una cierta edad, recuerdo hace ya muchos años atrás, cuando participaba como invitado, o asistía como oyente a ciudades como Barcelona, Valencia o Alicante, entre otras, en Conferencias relacionadas con China. 
Ya hace años que no viajo y una de las razones es que muchas de esas conferencias se dan en idiomas que no domino, o bien no se indican en qué idioma van a pronunciarse.

Semanas atrás, en una entrada titulada El estado del Español en el mundo... ¿y en España? El ejemplo de China comentaba el caso de una charla dada el 9 de Noviembre en la ciudad de Valencia titulada "Expansió de la llengua i la cultura xineses al món" a la cual no pude asistir ya que me indicaron que no había traducción simultánea.

Ayer al ver que se anunciaba una conferencia en Barcelona titulada "Taoisme i confucianisme" hice el siguiente comentario en FaceBook "Lamentablemente los hispanoparlantes no podremos asistir a este interesante acto. Me temo que no habrá traducción simultánea.", ya que consideraba que era un tema interesante para las personas interesadas en China, como es mi caso. Además, y acepto las críticas si estoy equivocado, era un comentario respetuoso, educado y que mostraba mi interés por dicho acto.

Para mi sorpresa, en lugar de decir lo sentimos pero este acto será sólo en catalán sin traducción simultanea, uno de los ponentes empezó diciendo "En Cataluña ya no podemos hablar en Catalan...sin molestar?" ,  y terminó con la frase "Te retratas en tu actitud de supremacismo y colonialismo lingüistico, cerrazón castellana de la vieja escuela franquista...."

No creo que mi comentario haya sido una falta de respeto y tampoco me molesta el uso del catalán, del esperanto, del suajili, o de cualquier otra lengua del mundo. Lo peor de todo, es que ante un comentario educado, y no es la primera vez que me pasa, viene la acusación de "franquista". Esta vez "me salvé" de la de facha o fascista como en otras oportunidades. El único "consuelo" que me queda es que son acusaciones que se hacen también a gente tan buena como por ejemplo Joan Manuel Serrat.

En todo caso no estoy aquí para hablar de mis temas personales. 

Lo que me da pena, sin ser nadie, sin ser un experto, sin tener ningún doctorado, pero como un "enamorado" de todo lo relacionado con el mundo chino en general, es que en el ya muy cerrado mundo académico y universitario español (espero que lo de español no ofenda a nadie) mucha gente interesada e ilusionada por conocer temas relacionados con China vea cerradas en cierta forma sus posibilidades de ampliar sus conocimientos sobre el gigante asiático. Y en este sentido los países del entorno de España tendrán una ventaja más para seguir adelantando a España en todo lo relacionado con China. España es la que sale perdiendo en definitiva en lo relacionado con los estudios sobre China.

Estoy seguro que a más de un ciudadano español o residente en España le hubiese gustado asistir a esta charla. Por mi parte, teniendo en cuenta los comentarios recibidos por parte de uno de sus ponentes, no asistiría ni aunque me pagaran, ya que para mí la ética, la educación, el respeto a las ideas de los demás están por encima de todo.

Para terminar con ese tema me gustaría hacer una petición a Casa Asia y es la siguiente: Recientemente Casa Asia ha anunciado en español, pinchando aquí y en catalán pinchando aqui un curso titulado "Ruta de la seda y ruta de las ideas. Arte, cultura y pensamiento de Roma a Xang'an" (supongo que cuando dicen "Xang´an" se referirán a "Chang´an", ya que "Xang´an es una palabra que no existe ni en chino ni en español, ¿Será catalán? No me atrevo a preguntarlo para no ser acusado de fascista).

En la comunicación de Casa Asia, que aparece en español y en catalán, (también, modestamente, podría aparecer en gallego o en euskera que también creo que son idiomas cooficiales de España), no se indica un detalle muy importante en las circunstancias que estamos viviendo y es el siguiente: ¿en qué idioma se impartirá el curso? Es un detalle importante debido al dinero y el tiempo a invertir. Por ello me permito modestamente siguerir a Casa Asia indicar este detalle.

Para terminar, y teniendo en cuenta las experiencias ya vividas, está claro que, con dolor, no recomendaré a mis amigos o conocidos chinos, que vayan a Cataluña si lo que quieren es estudiar español.
 
Por suerte, como ya he dicho en otras oportunidades, nos queda mi querida América Latina, los Estados Unidas y no sé si una tercera o dos terceras partes de España donde nuestros amigos chinos podrán aprender y desenvolverse en la lengua de Cervantes.

10 enero, 2018

La diplomacia francesa en China

El viaje que acaba de realizar el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, a China, aparte de los aspectos económicos y políticos, estuvo marcado por muchos gestos que demuestran el buen trabajo de la diplomacia francesa y sobre los cuales me gustaría resaltar algunos detalles.

En primer lugar, en lugar de comenzar su viaje en Beijing o Shanghai, el Presidente francés escogió la ciudad de Xi´an como punto de llegada a China antes de desplazarse a su capital. Esto tiene varios significados:

1. Xi´an es la capital de la Provincia de Shaanxi, donde nació el padre de Xi Jinping. Según la tradición china, existe el concepto de 老家 (laojia), que aquí podríamos traducir como "tierra de origen". Independientemente de dónde haya nacido una persona -Xi Jinping nació en Beijing- lo más importante es el origen de su familia y la laojia del actual presidente chino es precisamente Shaanxi.

2. Xi´an es la ciudad donde el emperador Qin Shihuang estableció la primera dinastía de una China unificada, dos siglos y medio a.C.

3. Xi´an fue, desde el siglo I a.C. el punto de partida o llegada de la Ruta de la Seda, uno de los proyectos, junto al de la Ruta de la Seda por mar, que el actual Presidente chino quiere volver a impulsar desde el año 2013.

En segundo lugar, en un gesto sin precedentes, Macrón anunció que visitará China una vez al año mientras dure su mandato como Presidente de Francia.

Al mismo tiempo, en una actitud que gustó mucho a la población china como lo demuestran las redes sociales, Macron pronunció en chino, en su discurso, su iniciativa de "Hagamos el Planeta grande otra vez". En un video de Twitter se puede ver al Presidente francés esforzándose por aprender la frase en chino pinchando aquí. Le costó tanto aprenderla, que en un momento se ríe y pregunta "¿pero entonces cuándo respiro"?

Coincidiendo con el viaje, la Presidencia francesa inauguró en chino una página web precisamente sobre esa iniciativa de Macron, y que se puede leer pinchando aquí.

Además, Macron aprovechó su viaje para hacer una gran promoción del francés, indicando que Francia es el primer destino de los estudiantes chinos fuera de Asia, después del mundo anglosajón. Según el Presidente Macrón hay actualmente en Francia 37.000 estudiantes chinos.

En la reunión con Xi Jinping le dijo "ya sé que su hija tiene al francés como segunda lengua extranjera; espero que sus nietos la tengan como la primera, y para ello me esforzaré".

Por último, en su discurso oficial utilizó un refrán del poeta Wang Mian, de la Dinastía Yuan, poeta citado por Xi Jinping en el último congreso del Partido Comunista de China.

Por supuesto que el eje de su visita y reuniones con Xi Jinping y otros dirigentes, estuvo relacionado principalmente con el comercio, en especial con la Unión Europea, de la cual el Presidente francés parece querer convertirse en el principal interlocutor con China.

Sin embargo, este tipo de detalles, son muy apreciados por las autoridades chinas y su población y contribuyen al éxito de la visita y a un estrechamiento de las relaciones.

En cierta medida me ha hecho recordar la primera visita de Nixon a China en 1972 para la cual éste se preparó tomando clases sobre historia, protocolo chino y hasta aprendiendo a utilizar los palillos.