26 septiembre, 2015

Estudiantes españoles en China, de 5 a 2.500

Días atrás, en el Centro Cultural de China en Madrid, tuvo lugar un acto de presentación del libro “China en mis ojos” y se anunció el nacimiento de la Asociación de Antiguos Estudiantes Españoles en China.

China en mis ojos” es una iniciativa del Ministerio de Educación chino y de la Oficina de Asuntos Educativos de la Embajada de China en Madrid. La edición, bilingüe, recoge los recuerdos y reflexiones de 13 estudiantes españoles que, desde los años 70 hasta épocas más recientes estuvieron estudiando chino en la República Popular.

Aunque no se mencionó en el acto, creo que es bueno recordar que este año es el 40º aniversario de la llegada a Beijing del primer grupo de estudiantes españoles de chino. Se trataba de cinco jóvenes becados por el gobierno chino para estudiar en el Instituto de Lenguas de Beijing. Entre ellos figuraba Ignacio Mantecón, uno de los autores de “China en mis ojos” quien también estuvo presente en el acto.

Tuve la suerte de coincidir con ese grupo en el Instituto de Lenguas, donde los estudiantes de habla hispana no llegábamos a diez en 1975.

De los cinco en 1975 se llegó, el año pasado, a la cifra de 2.500 estudiantes españoles en China. En los últimos años estamos viviendo en España un auge en el interés por el idioma chino. Los gobiernos de España y China, diversas universidades, los Institutos Confucio u organismos oficiales como la Fundación ICO, entre otros, están respondiendo a esa demanda otorgando anualmente becas para el estudio de chino en la República Popular.

Mucho ha cambiado China en estos últimos cuarenta años, como mucho han cambiado las condiciones y posibilidades para estudiar chino. Las condiciones de vida en Beijing y otras ciudades del país han mejorado de forma espectacular en este período y los avances en la tecnología han contribuido a facilitar algo el aprendizaje de un idioma que, entre otras dificultades, no tiene un alfabeto y cuyo aprendizaje se basa en gran medida en la memorización.

El nacimiento de la Asociación de Antiguos Estudiantes Españoles en China –que preside la destacada periodista Georgina Higueras, también una de las autoras del citado libro- es una loable iniciativa que servirá para unir al cada vez mayor número de personas que han pasado por China para estudiar su idioma u otras materias relacionadas con la República Popular. Muchas de ellas, tras su paso por el gigante asiático, se han destacado y se destacan por su papel  en el fortalecimiento del conocimiento mutuo entre España y China en sectores tan diversos como la educación, la literatura y el arte, la economía y el comercio o las relaciones internacionales.