10 mayo, 2018

¿Por qué el gobierno habla de promocionar el español en Asia-Pacífico, mientras no lo defiende en España?

Soy consciente de que, ya con el título de esta entrada, y de lo que diga a continuación, estaré creando una polémica y me haré más enemigos de los que ya tengo. 

Muchos se podrán preguntar por qué saco este tema en una pagina web dedicada a Oriente. Y la respuesta es muy fácil: la reciente aprobación y publicación por parte del gobierno español de un documento titulado "Una visión estratégica para España en Asia (2018-2022)" cuyo texto puede ser leído pinchando en este link


Vaya en primer lugar mi mayor respeto hacia la Administración española y todas las Instituciones, públicas y privadas, y personalidades que participaron en la preparación de dicho Informe.

En segundo lugar, todo mi respeto hacia las otras lenguas habladas en varias Comunidades Autonómicas de España, lenguas que, tengo entendido, son  "cooficiales", o sea "dicho especialmente de una lengua: que es oficial junto con otra u otras lenguas".. Todo mi respeto, pues, hacia el catalán y otras lenguas cooficiales en diversas regiones de España.

Por último, y como he sido acusado de hablar desde "el centro del Estado" y de ser "pueblerino", aclaro que soy uruguayo -un país formado por inmigrantes- y cualquiera que vea mis apellidos verá la variedad cultural y lingüística de mis orígenes así como el de muchos de mis compatriotas.

Dicho esto voy a resaltar a continuación algunas frases del documento aludido:

"España cuenta con un gran atractivo (el español como idioma global) .... que se pueden hacer valer en la competencia por el estudiante asiático"

"Por otro lado se ha convertido en un objetivo prioritario la extensión del español en el sistema educativo reglado en Asia..."

"(...) Las oportunidades para España se concentran en el área de la educación (enseñanza del español y educación para élites)..."

"Probablemente Asia-Pacífico, por sus especiales condiciones -ciudades muy pobladas, alta valoración de la educación y una creciente oferta pública y privada de estudios de español- puede ser un excelente banco de pruebas para nuevos modelos de expansión de la enseñanza del español...."

Todo esto me parece muy positivo y loable, como es muy loable la labor que el Instituto Cervantes realiza en China -por cierto con una visión muy abierta hacia todos los países de habla hispana- pero como residente en España veo como en una cada vez mayor parte de su territorio -en Comunidades gobernadas por diferentes partidos, desde nacionalistas, hasta el Partido Popular o el PSOE- el español está dejando de ser lengua cooficial, en algunos casos es perseguido, en otros está prácticamente prohibido, mientras va desapareciendo de medios de comunicación, escuelas, trabajos profesionales, cartelería, páginas web y documentos oficiales de las administraciones públicas, y un largo etc.

Como persona interesada en China y en Asia en general no he podido ni puedo asistir a interesantes conferencias sobre la región que se dan solamente en lenguas que no entiendo. He sido tan ingenuo que en algún caso he llegado a preguntar si iba a haber traducción simultánea, ante la risa, en algún caso, y el insulto, en otros, de mis interlocutores.

Mi pregunta ingenua es por qué la Administración central española permite esas acciones y no defiende en su propio país una lengua -que por cierto no es patrimonio de España- que al mismo tiempo pretende promocionar, en este caso concreto en Asia-Pacífico.

Muchas veces me pregunto que pasaría si en China, por ejemplo, a los miles de españoles que allí residen -provenientes de diferentes regiones autónomas- el gobierno del país asiático les exigiera pasar un examen de chino para trabajar. Seguro que todos pondrían el grito en el cielo. Por lo menos el gobierno y la gran mayoría de las instituciones chinas tienen la educación y deferencia de proporcionar intérpretes, traducción simultánea y en muchos casos textos en diferentes idiomas -incluido el español- de documentos oficiales y discursos de sus dirigentes.

También me pregunto a cuántos estudiantes chinos se podrá atraer en España para, en muchas regiones, no poder ver la televisión, leer documentos, ir al médico o tener acceso a páginas web oficiales de instituciones públicas que no incluyen el español.

Para finalizar, quiero relacionar esta reflexión con el anuncio realizado este año por el Sr. Ministro español de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, sobre que 2019 será el Año Internacional del Español.

Y por ello me gustaría terminar incluyendo un artículo de Javier Morales, publicado en "El Asombrario & Cía", titulado "2019 Año Internacional del Español, pero sin Latinoamérica" que se puede leer pinchando aqui y que hace, desde otro ángulo, una reflexión interesante sobre la lengua de Cervantes.

Como he dicho al principio llevo años recibiendo todo tipo de insultos -las críticas las acepto, los insultos no- desde "Agente chino", "Fascista", "Anti-catalán", (por cierto entre el reducido grupo de amigos que me quedan la mayoría son catalanes, algunos de ellos independentistas, pero nos respetamos mutuamente y nos llevamos muy bien) pero ya a mi edad qué le hace una raya más al tigre...

Pablo Rovetta Dubinsky
@PabloRovetta