09 marzo, 2018

¿Cuánta importancia se da en España a las relaciones con China? Una oportunidad perdida.

Con motivo del 45º aniversario de las relaciones diplomáticas entre España y la República Popular China, que se han cumplido el 9 de Marzo, escribía hace una semana  una entrada reflexionando sobre el "vaso medio vacío" en las relaciones entre ambos países. 


En dicha reflexión, que puede leerse pinchando aquí, señalaba, en relación a Instituciones públicas y privadas españoles:  "El hecho es que ninguno de esos organismos ha hecho nada con motivo de La Fiesta de la Primavera, y no creo que lo hagan tampoco para celebrar el 45 aniversario de las relaciones. Me gustaría equivocarme y pedir perdón si ese es el caso".

Lamentablemente no me he equivocado, y en España ha sido solo la parte china la que ha destacado este acontecimiento.




El Embajador chino en España, el Sr. Lyu Fan organizó el día 8 por la noche en Madrid un acto muy solemne para celebrar esta aniversario; con la proyección de una excelente presentación que repasa los contactos políticos y sociales bilaterales en las últimas décadas, donde se entonaron los himnos nacionales de China y España y se leyeron los mensajes de felicitación intercambiados entre los dirigentes de los dos países.

En su discurso, el Embajador Lyu Fan repasó el pasado y la situación actual de las relaciones bilaterales en todos los aspectos (político, económico y comercial, cultural, etc.) y señaló los retos y oportunidades para incrementar y mejorar estas relaciones en el futuro.

La comunidad china en Madrid, por su parte, organizó entre otros actos una exposición de pinturas para conmemorar el aniversario.

Quizás se pueda indicar, con cierta lógica, ¿por qué celebrar los 45 años de las relaciones diplomáticas bilaterales y no esperar al 50º aniversario?

Creo que, entre otras, hay tres motivos muy importantes. En primer lugar España no deja de declarar que China es un "país prioritario" en su política internacional, y creo modestamente que debería demostrarlo con más hechos concretos; China ha indicado en las "dos sesiones" que tienen lugar estos días en Beijing que entra en una "nueva era", que tendrá aún mayores repercusiones que las ya que está teniendo en todo el mundo. Y tercero, y más importante, que se está hablando de forma constante de una posible visita del Presidente Xi Jinping este año a Madrid.

Sólo estos tres elementos son ya de por sí suficientes para que desde las instituciones y la sociedad civil española por lo menos se hubiese mencionado esta fecha. 

En el día de hoy no he podido leer, como es obvio, toda la prensa española; pero sí los principales periódicos nacionales  en papel, y con sólo una excepción, no he visto ninguna mención a este aniversario. 

En concreto el diario ABC, fiel a su tradición de décadas de interés por Asia en general y China en particular, es el único en el cual encontré algo relacionado con este tema. Se trata de un interesante artículo del Embajador de España en China, Alberto Carnero Fernández, titulado "Una mirada española desde Pekín", donde repasa las relaciones bilaterales, no sólo en estos últimos 45 años, sino que hace referencia a una "historia compartida", iniciada hace 450 años. Precisamente, el 2018 es el año en el cual se recuerda al jesuita español Diego de Pantoja -citado en el artículo del Embajador- al cumplirse los 400 años de su fallecimiento.

En definitiva, y aparte de las declaraciones y discursos, creo que hay que tomar acciones concretas, a todos los niveles, que demuestren que para España, China es de verdad "prioritaria", y este aniversario era una oportunidad perfecta para haberlo hecho. Lamentablemente ésta se ha perdido.