04 septiembre, 2017

De puentes, puertas y trampolines entre España, China y América Latina

Los seguidores de este blog saben de mi insistencia en el famoso tema de la "triangulación" y de lo que pienso de las declaraciones oficiales y privadas "vendiendo" a España como el puente, la puerta o el trampolín ideal para que China entre en América Latina.

Han sido muchos los artículos que he escrito sobre el tema. Pido perdón por la insistencia, pero el tema es muy importante, en mi modesta opinión, para la economía, la política y la diplomacia de España.

No voy a repetir todo que llevo años diciendo sobre el tema (que China no necesita a España para "entrar" en América Latina). Sólo me gustaría recordar, por lo reciente de las declaraciones, lo indicado el pasado 7 de julio por un Vicepresidente de la CEOE en Panamá, indicando que (a los asiáticos, aunque estaba hablando principalmente de China) "les cuesta mucho desembarcar en América Latina y se sienten más cómodos haciéndolo primero en España".

En estos momentos, según mi limitada información, hay por lo menos tres grandes proyectos multimillonarios en América Latina donde están compitiendo empresas de China con empresas de España y otros países:

- El túnel de Agua Negra, que unirá Argentina y Chile
- La Villa Panamericana en Perú
- El nuevo Puerto de Panamá

El diario español El Economista publica hoy un artículo titulado "China amenaza el liderazgo en América Latina de las constructoras españolas". El artículo entero puede leerse pinchando aquí.

Con este artículo del periódico español, creo que se demuestra una vez más el error de plantear, tanto en las diversas administraciones -actuales y pasadas-, organismos oficiales y privados, seminarios, cursos de negocio, etc., el tema de que España sea un puente, puerta o trampolín para América Latina. No creo que se pueda decir que estos se han roto ya que nunca han existido.

Esto no quiere decir que no pueda haber una colaboración mutua entre España y China en América Latina, pero, en mi opinión el punto de partida, el enfoque debe ser cambiado por completo.