04 enero, 2022

China se consolida como principal cliente de Uruguay

En un año en el cual la crisis del Covid afectó gravemente a la economía y el comercio mundial, Uruguay alcanzó en el 2021 una cifra record de exportaciones, un 43 % más que el 2020 e incluso un 26 % superior a lo vendido en 2019, el año anterior a la pandemia.

La República Popular China -principal socio comercial de Uruguay desde el año 2013- se volvió a consolidar como el primer destino de las exportaciones uruguayas, superando incluso con holgura las cifras récord del 2019. La carne sigue siendo "el producto estrella" en las ventas de Uruguay al país asiático -el primer cliente uruguayo de este producto en el mundo- seguida por otros rubros como la celulosa y la soja. También hay que destacar que, teniendo en cuenta el volumen de lo exportado, China fue el año pasado el principal comprador de productos lácteos.

En comparación con otros mercados, las ventas uruguayas a China duplicaron el valor de lo exportado a toda la Unión Europea y fueron más de 700 millones de dólares más de lo vendido a los principales socios de Mercosur (Brasil y Argentina).


Fuente: Uruguay XXI

Un breve análisis de la evolución y de las cifras del comercio exterior uruguayo con China nos pueden llevar a las siguientes conclusiones:

- El desarrollo económico y social de la República Popular, y la mejora en el nivel de vida de su población, ha sido y es un factor fundamental en esta tendencia en el comercio Uruguay-China. Durante mi juventud en la China de los años setenta, la carne era un artículo casi de lujo en el país; su venta estaba racionada y una importante parte de su población sólo podía comerla en ocasiones muy especiales, como por ejemplo durante la Fiesta de la Primavera. Ha sido pues el desarrollo de China, lo que ha creado oportunidades de exportación para países como Uruguay (otro caso podría ser Chile) lo cual contradice a algunas voces que desde Occidente no dejan de hablar de "la amenaza china" y/o de su "colonización" en América Latina.




- En segundo lugar, hay que tener en cuenta que China es un mercado muy exigente y con medidas muy estrictas en todo lo relacionado con la importación de productos alimenticios. Además, la competencia en el sector de la carne es muy grande y Uruguay, en este sentido, parte de una posición en cierto modo "débil",  debido a la gran distancia geográfica que lo separa de los puertos chinos y a que otros países gozan de beneficios arancelarios que no tiene la República Oriental. Por ello creo que es necesario destacar los esfuerzos y el buen trabajo realizado por la Embajada de Uruguay en Beijing para promocionar entre los consumidores chinos las ventajas de la carne uruguaya, aparte de otros productos alimenticios como los lácteos e incluso el vino. El embajador uruguayo Fernando Lugris, aparte de haber recorrido creo que todas las provincias de China, ha tenido una participación muy activa en todas las actividades relacionadas con la promoción de Uruguay y de sus productos en la República Popular, desde las grandes ferias del sector hasta actividades de promoción en la puerta de un supermercado. Esa promoción ha sido constante, a todos los niveles, y se ha apoyado, por ejemplo, en un inteligente uso de las redes sociales del país, y en una activa política de relación con los medios de comunicación chinos.

- China comenzó a ser un mercado importante para Uruguay durante gobiernos de los partidos Nacional y Colorado, y se convirtió en el primer socio comercial estando el Frente Amplio al frente del gobierno uruguayo.

- Tras asumir como Presidente de la República el 1 de marzo del 2020, Luis Lacalle Pou, lejos de abandonar la política de amistad y acercamiento a China de sus antecesores, ha dado pasos importantes para consolidarla, decidiendo explorar la posibilidad de firmar un Tratado de Libre Comercio (TCL) con la República Popular.

- Como otros aspectos de la política exterior, el tema de las relaciones de Uruguay con China, es o debería ser una política de Estado. El nuevo elemento introducido por Luis Lacalle Pou en relación a un posible TLC implica dar un salto cualitativo en esas relaciones. Por eso, es difícil de entender la tibieza, y en algunos casos oposición, que esa decisión provocó en sectores de una fuerza política como el Frente Amplio que estuvo durante 15 años al frente del gobierno uruguayo. 

- En líneas generales, los exportadores de carne uruguaya a China en el presente son los mismos que la estuvieron vendiendo al país asiático en esos 15 años. Sin embargo, al estar ahora en la oposición, esas ventas, con cifras record en volumen y precios, ya no son vistas con buenos ojos por parte de algunos integrantes de esa fuerza política. Está claro que las mismas cosas no se ven de la misma manera si se está en el gobierno o en la oposición.

En resumen, el año chino del buey/vaca/toro fue muy positivo para el sector de la ganadería en Uruguay 

@PabloRovetta


No hay comentarios:

Publicar un comentario