13 febrero, 2013

Reflexionando sobre "Reflexiones Orientales" o el salto a Global Asia



“China-Reflexiones Orientales” acaba de cumplir sus dos meses de vida. El tiempo ha sido muy corto, aunque entremedias hemos tenido dos años nuevos (el “occidental” y el chino). La experiencia ha sido muy fructífera para mí ya que me ha obligado a buscar y revolver en los rincones de la memoria. Quiero agradecer los comentarios, sugerencias, críticas recibidas en el blog, por correo electrónico o personalmente así como a gente desconocida que me ha leído desde mundos alejados de China o del habla hispana, como  Rusia, Ucrania, Alemania o Malasia, por ejemplo.

A pesar del poco tiempo transcurrido el blog ha decidido dar un salto cualitativo, y agradeciendo la invitación que me han hecho desde Global Asia, a partir de mañana jueves mis reflexiones orientales figurarán entre los blogs de tan importante publicación. Para los seguidores de Asia y China en particular, dentro del gran mundo de los hispanoparlantes, creo que no es necesario presentar o alabar a Global Asia, una de las publicaciones más completas, sino la que más, para seguir a través de diversas plataformas –en papel, en Internet, a través de las redes sociales, etc-  las relaciones entre Asia y España/América Latina.

Quisiera destacar, sin embargo, tres motivos particulares para esta “emigración” a Global Asia (aparte de su probada calidad y seriedad):

a.       Es una publicación que abarca prácticamente todos los aspectos relacionados con el mundo asiático y el de habla hispana (política, economía, diplomacia, cultura, deportes y un largo etc.).
b.      Es una publicación bilingüe (español-chino), que permite el acceso a un público chino relacionado con nuestro mundo y que espero me anime a colgar algunas entradas en chino.
c.       Es una publicación con una demostrada vocación e interés por América Latina, aparte por supuesto de España, lo cual como uruguayo, y por lo tanto, latinoamericano, me hace sentir especialmente cómodo.

Será un placer por lo tanto poder seguir reflexionando, a partir de mañana, desde Global Asia (www.globalasia.com) donde, como siempre, quedo abierto a las críticas, comentarios, sugerencias que consideréis oportuno.