12 junio, 2022

Es el momento de tomar té

Los lectores fieles de estas Reflexiones Orientales habrán notado que últimamente mis entradas ya no son tan frecuentes como antes, y que esta página está un poco descuidada. Y por ello, creo que es mi obligación dar una explicación al respecto.

En diciembre se cumplirán ya diez años desde que, muy entusiasmado e ilusionado, me decidí a crear un espacio propio para "reflexionar, contar, compartir pensamientos, historias y experiencias de China, de ayer y del presente" como está definido en la portada.

Diez años no son casi nada, no digo ya en la historia de la humanidad, sino en la vida de un país o de una persona. Pero los cambios que han tenido lugar en esta última década -políticos, diplomáticos, económicos, tecnológicos, sanitarios- creo que tienen pocos precedentes.

No voy a hacer un resumen de estos diez años, pero creo que no exagero si digo que ahora estamos viviendo "en otro mundo". Y una de sus características son los extremismos, donde o todo es "blanco" o todo es "negro", sin margen para ningún tipo de variaciones intermedias.

Este fenómeno se puede ver en todo el mundo, y no abarca sólo al campo de la política internacional, sino hasta los más mínimos e impensables aspectos de la sociedad, en muchos casos llegando al ridículo.

Allá por principios de los años noventa, recuerdo que en el hotel donde estaba alojado en una ciudad del centro de China, había una tienda que cerraba al mediodía, y ponía un cartel que decía en chino 休息时间, mientras que en inglés ponía "Drinking tea".

Estas Reflexiones Orientales se merecen un momento de descanso, un momento para "tomar el té". Para terminar un ilusionante proyecto profesional que espero poder anunciar en el segundo semestre y para, como decimos en términos futbolísticos, "bajar la pelota" y ver hacia donde tirarla.

Volviendo al tema del té, hay un refrán chino que dice "cuando la gente se va, el té se enfría" (人走茶凉). Espero que cuando regrese, si es que lo hago, el té aún se mantenga caliente en las tazas de aquellos que me han apoyado y ayudado en esta larga marcha de reflexiones doblemente orientales.

@PabloRovetta 

No hay comentarios:

Publicar un comentario