28 marzo, 2017

Condecoraciones y pioneros en el mercado chino

Aunque vaya en contra de las tradiciones chinas en relación con la modestia, quería compartir con los lectores de este blog la alegría y el honor por haber recibido el 27 de abril, como ciudadano uruguayo, en la embajada de España en China, la condecoración de la Encomienda del Mérito Civil por parte del Rey Felipe VI. 

La primera reflexión, en este sentido, es que se confirma, por lo menos en mi caso, que nadie es profeta en su tierra. Quiero agradecer a los organismos oficiales, instituciones y empresas de España, en especial a Técnicas Reunidas, la confianza depositada en mí.

La principal reflexión y objetivo de esta entrada, sin embargo, es celebrar que este mismo día recibieron condecoraciones similares Andrés Cosmen, Presidente de Alsa China, y el belga Jan Borgonjon, fundador y Presidente de Interchina

Javier Serra, anterior Consejero Económico y Comercial de España en China, gran conocedor de este país, también ha sido condecorado, pero su labor actual como Director General de ICEX le impidió estar presente en el acto.

Mi alegría en este sentido es doble por poder compartir esta distinción con dos veteranos conocedores y "luchadores" en el difícil mercado chino, verdaderos pioneros que llevan décadas trabajando día a día, enfrentándose a y solucionando problemas concretos en un ambiente de constantes cambios.

Como indicó el Embajador Manuel Valencia en sus discursos, es digno destacar el esfuerzo constante de personas como Andrés Cosmen y Jan Borgonjon, en "las trincheras" de un mercado tan complicado como el de China.

Uno de sus grandes méritos es el haber sabido adaptarse a los cambios espectaculares y permanentes de China en las últimas décadas, y en contar con equipos de profesionales, chinos y extranjeros, que día a día tienen que hacer frente a diferentes retos.

Andrés Cosmen lleva trabajando en el mercado chino desde principios de los años 80, cuando la República Popular empezaba a abrirse al exterior y Alsa estableció una empresa mixta de taxis en la Zona Económica Especial de Shenzhen. Desde entonces ha creado un verdadero "imperio" de empresas de líneas de transporte en el país más poblado del mundo.

Jan Borgonjon, por su parte, es el fundador de Interchina, una empresa que ha jugado en las últimas décadas un papel fundamental en las relaciones económicas y comerciales entre España y China, tras su paso por el sector de la educación donde tuvo un papel destacado en la Escuela de Negocios CEIBS de Shanghai, vinculada al IESE.



Como buenos conocedores de China, mantienen un perfil bajo y modesto, y todos sus conocimientos y sabiduría es algo que no se aprende en libros o cursos sino con la práctica diaria y de forma continua durante décadas.


Mi enhorabuena pues a Javier Serra, a Andrés Cosmen y a Jan Borgonjon, así como a otros pioneros en el mercado chino que día a día han tenido que hacer frente a las características complicadas de un mercado en constante cambio. 

Como los definió el Embajador Manuel Valencia, ellos son los verdaderos pioneros en este mercado. Aunque no me gusta el uso de la palabra "experto" esta vez voy a hacer una excepción destacando que gente como ellos sí son los verdaderos expertos en el mercado chino.

En lo que a mí respecta, un oriental en Oriente, no me queda más que agradecer la confianza que la Agencia EFE, la Oficina Comercial de la Embajada de España, y Técnicas  Reunidas depositaron en mí; así como agradecer al Rey de España, a las autoridades españolas y al Embajador de España y sus colaboradores, la alta distinción recibida hoy.

09 marzo, 2017

China, Taiwán y la Cámara de Comercio de Madrid

Recibo con asombro un e-mail de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid anunciando un Encuentro Empresarial en "China y Taiwán" en abril de este año.

Veo a continuación una imagen donde aparece China continental con la bandera de la República Popular China y la isla de Taiwán con la bandera de la llamada "República de China". 




Sigo leyendo con asombro el texto y veo que, refiriéndose a Taiwán dice El país se presenta como una plataforma de entrada a China y los países del este asiático. 

No es mi intención entrar en una larga polémica sobre el origen de la situación de Taiwán desde el establecimiento de la República Popular China en 1949.

El hecho es que desde 1971, la llamada República de China, con "sede" en Taiwán, no es un país reconocido por las Naciones Unidas, ni por la mayoría de las organizaciones internacionales. En el caso del Comité Olímpico Internacional, por ejemplo, participa en los Juegos Olímpicos con el nombre de "China-Taipei". En la actualidad solo poco más de 20 países, en su mayor parte de Centroamérica y el Caribe tienen relaciones diplomáticas con la llamada "República de China", mientras que el resto del mundo las tiene con la República Popular.  

Los países como España, que reconocen al gobierno de Beijing, consideran que hay un solo país llamado China, más en concreto R.P.China y que Taiwán forma parte de la misma.

Es verdad que por las particularidades del caso, se mantienen de forma independiente relaciones no-gubernamentales (comerciales, culturales, etc.) con la isla de Taiwán, y que por ejemplo en las estadísticas de comercio exterior Taiwán, al igual que Hong Kong, tienen apartados independientes de lo que se conoce como China continental.

Sin embargo, en mi opinión, hablar de una "Misión a China y Taiwán" sería como hablar de una Misión "a España y Cataluña". Más grave aún es en mi opinión darle a Taiwán categoría de "país" para entrar a "China".

Es verdad, como me lo han aclarado, que la Cámara de Madrid no es un organismo gubernamental, pero tampoco estamos hablando de una empresa privada, sino de una entidad con una destacada presencia pública.

Creo modestamente que actitudes como ésta no contribuyen a mejorar el ambiente de las relaciones económicas entre España y China.

Una manera sencilla de resolver el problema hubiese sido decir que se trataba de una Misión a Shanghai y Taiwán, por ejemplo, y eliminando la bandera de la isla. De hecho, la prensa de Hong Kong, por ejemplo, no utiliza los términos "China y Taiwán" para referirse a esas dos entidades sino "China continental y Taiwán".

El anuncio de la Cámara de Madrid se puede ver en el link http://www.camaramadrid.es/asp/agenda/acto.asp?id=5150